y así como me fui, volví

Después de 9 días viviendo en un universo paralelo, aquel que tiene cerros, juegos, fogones, bromas, amistad, etc, después de todo eso se tiene que volver.

Extrañaba mucho. .

Extrañaba a la mamá que largó un par de lágrimas viéndome ir de nuevo (no literalmente) esta vez un poco más aliviada sabiendo que yo volvería.

Extrañaba a la Doble, que es mi hermana del corazón. Extrañaba sus mates, sus "le digo, le dije, le digo" y sus pochoclos dulces.

Extrañaba mi cama, y no esa cama con colchón feta de fiambre.

y sobre todo, lo extrañaba a él.

Pero este viaje es inolvidable, no podría haber pedido más. Hubo peleas y discusiones por supuesto, pero hubo buena onda también y por supuesto: Las jodas de los viajes de egresados.

Escalamos cerros, hicimos excursiones, fuimos a la playa y le afeitamos el bigote al profesor. Hicimos lo que teníamos que hacer: Divertirnos. La verdad que puedo asegurar que es lo único que nos salió bien.

El las próximas entradas voy a contar algunas cosas para que los poquitos que pasan por acá se rían y cuando tenga las fotos a manos podrán burlarse de mi.

Ni pienso seguir este post porque me estoy dando asco de tan meloso que se está poniendo.

1 comentarios:

jordim dijo...

es meloso, pero cusrioso..

Con la tecnología de Blogger.

Club VIP