Pupo trabaja en el vívere

¡Hace quien sabe cuanto tiempo que no puedo sentarme a charlar con mi cuaderno! Parece tanto tiempo que ahora me cuesta mucho coordinar palabra con dedos. Lo que es perder la práctica, y para colmo ni enterarse.

Las cosas cambian tan de golpe... La última vez que escribí en este cuaderno yo era una desempleada, tenía novio, hacía taebo, tomaba mates con la Doble hasta las tres de la mañana, tenía menos perros, no tenía granos...

Las mil cosas que pasaron en tan poco tiempo me tienen en una nube de imcomprensibilidad (Si existe la palabra o la sensación) que no sé por donde arrancar. No quisiera dejar nada suelto, pero tampoco quisiera empezar a hacerme mala sangre.

A veces hay que acostumbrarse de nuevo a estar sola. Hace un tiempo quería tener un trabajo para poder invitar al chino a ver una película o a comer al Mc Donalds, porque siempre fue él el que pagaba el cine, el helado, la hamburguesa y el telo. Nunca me hubiese imaginado que ahora que tengo un poco de plata el chino que todavía amo con todo mi corazón no tiene ganas de verme. ¡Si será perra la suerte! que incluso me pregunto para qué mierda sirve la plata, si la plata no me abraza.

Tras de eso el trabajo en el vivero no resultó tan simple como parecía. Hay que acarrear por lo menos 20 cajas con flores y plantas cáda mañana y cáda tarde, los siete días a la semana. Me odio cáda tarde cuando guardo todas las cajas porque sé que al día siguiente, 8.30 am voy a tener que sacar todo de nuevo. Sin contar las 30 macetas jardineras que trajeron ayer por el día de la madre y de la cual se vendieron dos. Una cagada.

A veces viene gente que te dice "¿Estás dos plantitas de ruda cuestan lo mismo? porque esta tiene cinco hojas menos, tendría que costar menos. Así no vas a vender nada, nena". A veces también vienen dos o tres mujeres con la patota de nenes mocosos que tocan todo, arrancan flores, tiran macetas y si los cagás a pedos o les querés dar con una regadera en la cabeza ¡Se ofenden! Si supieran que a mi me descuentan cáda cosa que se rompe y se hecha a perder... ellas hijos tienen muchos, pero yo trabajo tengo uno solo, deberían ser más consideradas.

Cambiando de tema: ¿Saben lo gracioso de todo esto? Que la Doble en todo este tiempo no aprender que se llama "vivero" y no "vívere"como el suavizante de ropa. Y cuando le preguntan por mi, al verla sola por ahí -La gente del barrio debe pensar que nosotras dos somos como Batman y Robin, o somos lesbianas - le dicen "¿y tu amiga dónde está?" y ella responde "Caro trabaja en el vívere de al lado de lo de Claudia"

En fin... Me encantaría contar más pero ya tengo que ir a abrir el vívere.

5 comentarios:

SANTIAGO dijo...

ojalá que el chino lea este blós y la pase a visitar por el vivero. o el vívere.

El griego puteador dijo...

Pupolina, mandalo a la mierda a ese laburo, posta. 7 dias a la semana es mucho, yo lo se porque lo labure. Anotate en un Manpower o alguna agencia de esas, de verdad te digo, sos chica y vas a conseguir un laburo como la gente enseguida.
Sobre el novio, bueno, son cosas que pasan, no va a ser la ultima (y supongo que tampoco es la primera).

En fin, la UBA hace cursos los fines de semana de liquidacion de sueldos y jornales y huevadas de esas, con eso podes conseguir un muy buen laburo, no te claves con lo del vivero.

Te dejo este tema de Lito Nebbia

Me agarraste sensible hoy, cuidate locura.

MARES dijo...

No hija! cómo 7 días a la semana???
Yo lo hice y hoy a los 55 me arrepiento por estúpida...
A tu edad...dale que conseguis mil cosas y sino, como dice mi hijo sé tu propio trabajo, si no lo conseguis inventalo vos, generate tu propia miniempresa de lo que sea..
En cuanto al novio...encontrarás montones de brazoz dispuestos a cobijarte, a compartir...
Pero de corazón... al corno el vívere y sus viejas...
El próximo post lo quiero con muchos cambios, pero para bien...Ni tu físico, ni tu cabeza estan hechas para acarrear cajas y macetas...

quichicientos dijo...

hacele caso al griego...
pero decidas lo que decidas esta tarde llego a casa y cuando prenda la velita de mi horno pido buenas ondas para vos pupo!

quichicientos dijo...

mejor me explico: mi mamá cuando quiere mandar sus buenas ondas a alguien prende un sahumerio o una velita de esos hornitos que largan perfume...

cosas de vieja :)

Con la tecnología de Blogger.

Club VIP