¿y a vos te importa?

Nunca hablé sobre política en este blog, porque sé que sería armar un debate donde la mitad de la gente que entre me va a apoyar y la otra mitad me va a tirar huevos podridos a la cara. Contando que son siempre los mismos los que todavía siguen el cuaderno me estaría jugando la mitad del cariño que les di y que ustedes me dieron, y para mi su opinión siempre será importante, estén o no de acuerdo conmigo. No quiero ofender las creencias de cáda uno, así que por favor no se sientan ofendidos con mi punto de vista.

El país está a punto de afrontar una decisión importante, o más bien dos. La primera es permitir a dos personas del mismo sexo el derecho al matrimonio, la segunda es la posibilidad de adoptar a un niño. Ayer el noticiero no dejó de pasar imágenes de gente haciendo el típico cacerolazo, algunos a favor y algunos en contra. Era ya tarde, el sol había bajado y hacía un frío de cagarse y la gente seguía ahí, defendiendo su causa.

Antes de seguir, quiero decirles que yo estoy a favor de que dos personas (no me interesa el sexo) se casen, si es que realmente se aman y quieren vivir juntos para siempre. También estoy de acuerdo a que esas dos personas adopten a un chico, el cual en estos momentos, mientras otros discuten y pelean por tener la razón, está pasando hambre, frío y todas las penurias que una persona completamente abandonada puede pasar.

Diganme qué carajo les importa a un grupo de religiosos, cuando dicen "Eso es pecado y Dios los va a enviar al infierno". ¿Qué les importa a ellos? Si en todo caso estas personas están ofendiendo el mandato de Dios, supongamos en el caso de que así sea, serán ellos los que irán al infierno. Ustedes, gente religiosa, vayan a su casa y cuiden a sus hijos, ya que por el hecho de ser mujer y varón están completamente capacitados a cuidarlos, entonces dejen de joder a otras personas y vayan a cuidar a sus hijos y ponganse a rezar tres mil quinientos padres nuestros si así lo desean. A estas personas no les interesa en lo más mínimo, porque hay algo más grande que la religión, hay algo mayor, y es el amor que tienen para dar, y estoy segura que eso es lo más valioso que hay que cuidar, porque lamentablemente empieza a escasear este elemento en el mundo. Hay que cuidarlo.

No puedo creer que volvamos a los tiempos de la inquisición con respecto a este tema, al tomar el hecho por el nombre de Guerra Santa. Si existe Dios, que Dios los perdone entonces, porque ayer, a pesar de que estamos en pleno siglo XXI y nadie quiera verlo hay un gran acto de discriminación. A pesar de que algunos quieran disfrazarlo, ayer, hoy y tal vez mañana, existe un gran acto que es discriminar.

Voy a poner esta entrada bajo la etiqueta que mejor calza para el asunto.

5 comentarios:

SANTIAGO dijo...

y es asi gente que ve pero no observa, que oye pero no escucha. en la biblia dice bien clarito: a Jesús la gente bien no lo quería porque en vez de estar en el templo con todos los garcas que vivian de la miseria del prójimo, se juntaba con los ladrones y les lavaba las patas a las putas. el jesús que ellos invocan estaba con los distintos, con los que están del otro lado del sistema. dios pensó diferente, sintió diferente y por eso terminó en esa cruz que hoy también les toca cargar a los homosexuales, y a todas las minorías.

Thotila dijo...

Hoy discuti con un amigo sobre este tema. El tiene a su esposa que gana muy bien en una empresa inportante. Son un matrimonio normal que tienen una hija de 4 y otra que va a cumplir 1 año dentro de poco. El se la pasa dandole a la manuela con los videos porno mas zafados de internet. Vive invitandome a puterios y esta deseperado por filmar videos (con putas, obviamente) para subirlos. Anduvo 2 semanas buscando como loco el video de General Villegas, y esa persona me dice que los gays no pueden adoptar porque son degenerados... O sea, se entiende no?

Copio y pego lo que te conteste en mi blog porque es un buen pensamiento (el mejor que tuve en mucho tiempo) y vale la pena difundirlo:

Cuando se reglamento el matrimonio, las mujeres no tenian los mismos derechos que los hombres. Para el estado habian ciudadanos hombres y ciudadanas mujeres.
Al adquirir la igualidad de derechos, para el estado deja de haber division, la mujer y el hombre es lo mismo, hay solamente "ciudadanos", entonces: El matrimonio es un contrato que se celebra entre 2 ciudadanos adultos y responsables. No se puede legislar sobre gustos o sentimientos y eso al estado no le incunve.

He dicho.

Saludos de Thotila/El griego puteador.

Santino Gorodischer dijo...

CONTALE A TU MAMA, ELLA TAMBIÉN TIENE EL VICIO

quichicientos dijo...

los católicos quieren que todos vivamos según sus preceptos... y no cumplen ni el más mínimo...

Horacio dijo...

y además dios no existe

Con la tecnología de Blogger.

Club VIP