Cronicas de un Pupo (02)

Ya pasamos los 3 meses con Pupito y tenemos una sorpresa para darles. Según el ecógrafo todo indicaría que Pupito en realidad es una Pupita. ¡Parece que tengo una chancleta!

Ayer fui a hacerme una ecografía y la pude ver a la posible muchacha. Me dieron un cd con la grabación de la ecografía pero lamentablemente le pusieron música. Un tema horrible de Marcela Morelo, que encima que me cae mal tiene voz de fumadora. Yo no sé por qué no me dieron la grabación sola, sin música, así podía escuchar el latido de su corazón, el cual nos andaba preocupando mucho a todos. Pero bueno. Como no quería subir todo el video con la música pésima decidí agarrar el celular y filmar pedacitos de la grabación y así mostrarles solamente lo más interesante. Porque cabe aclarar que este bebé ya empezó a moverse. Acá pueden verlo ustedes mismos.


video

video

El sonido de la motito que pasó nos da un toque de emoción, si. No se fijen en eso. Este barrio es el tontódromo. Pasan tres mil quinchicientas motitos cáda hora. Pronto voy a llenar la calle con vidrios y tachuelas a ver si soluciona un poco ese problema. Sobre todo a la hora de la siesta.

Cambiando de tema: Ya se está aliviando el asunto de las náuseas. Ahora son más leves y no tan seguidas. Pero en todo este tiempo que tuve que convivir con eso aprendí algunos trucos para no andar vomitando todo lo que consumía. Uno de ellos es la 7up. Gloriosa 7up para decirlo mejor. Es una gran ayuda para el momento de los mareos y las ganas de vomitar. ¿se siente mal, señora? ¡Tómese una 7up y se le pasa!

Otra cosa que resulta muy útil es tener siempre a mano galletitas saladas, como por ejemplo las Rex. Son mágicas. Durante la mañana sobre todo que es cuando las embarazadas se sienten más mareadas que de costumbre es aconsejable tener en la mesita de luz un paquete de galletitas saladas. Cuando me despertaba con mucho malestar me sentaba en la cama, comía un par de Rex y esperaba a que se fuera el malestar y luego me levantaba sintiéndome mucho mejor. También llevo siempre en la mochila un paquete por si estoy en el colectivo, en la casa de una amiga o en la escuela y me siento mal.

Eso si. Se termina la época de las náuseas pero no todos son rosas. Porque ahora se viene la época de la acidez. De eso me estoy enterando de a poco y no hay galletitas ni 7up que la alivien. Pronto tendré una solución, pero ahora ajo y agua.

Mi vida es como un tango

Hay algo que nunca les conté sobre el último trabajo que hice. La verdad es algo entretenido para contar pero siempre que llegaba a esta silla frente a este monitor (que por cierto pide jubilación inmediata) olvidaba completamente esta anécdota que hoy, sólo porque acabo de cruzarme con el otro protagonista de la historia, voy a comenzar a relatar.

Como ustedes recordarán, en el mes de enero estuve trabajando de promotora en una agencia de turismo. Mi trabajo consistía en molestar turistas. Cuando los turistas pasaban frente a la galería Jardín yo debía detenerlos con mi mejor cara de poker y ofrecerles city tours, paseos a Tigre, paseos a Temaiken y sobre todo shows de tango. Esto último era lo más solicitado por los extranjeros, que anhelaban con todo su corazón ver el tango argentino.

Ha decir verdad, el 99% de los turistas que paraba por día me ignoraban. Sólo el 1% accedía a escucharme y luego bajar conmigo a la agencia, donde sucedía lo bueno: Les vendían algún show de tango o algún paseo y yo me ganaba el 5% de comisión. Una tristeza en verdad pero de eso estaba viviendo, no me quejo, me dio mis lindos pesitos.

El asunto en cuestión era yo, parada ahí con uno o dos carteles de los shows de tango y los paseos. Ofrecía los 18 shows de tango de la ciudad de Buenos Aires, y tres o cuatro de ellos eran los que el turismo más solicitaba. En especial uno de todos ellos. Uno en cuestión que llamaremos "Tango Buenos Aires" porque el nombre de este show me compromete demasiado. En ese momento no lo sabía. Más adelante entenderán por qué.

Tango Buenos Aires era el show más barato que ofrecía mi agencia y era completo: Traslado desde el hotel, cena, show, bebida libre, folklore y clase de tango gratis. Pasé un mes y algo cargando el cartel de dicho show sin darle mucha importancia a las personas que figuraban en el cartel sonriendo para el espectador: Algunos con sombrero y traje de tanguero, algunas con elegantes vestidos y medias oscuras y algunos otros con instrumentos musicales. Había cierto rostro que me parecía muy familiar y un día, mientras estaba parada en la puerta de la galería, mi pequeño primogénito que ya se habia alojado en mi interior, me obligó a correr al baño más cercano para desagotar el cargamento.

Así entonces corrí al baño con el cartel en la mano y no entraré en detalles desagradables de lo que había desayunado ese día y que estaba expulsando esa tarde. Pero luego del asunto me senté a esperar a que el mareo se fuera. Mientras estaba sentada observaba ese rostro. Lo miraba... y fue entonces que el cerebro me hizo click y dije "¡Ahhh... eras vos!"

¿Recuerdan aquella vez que me ausenté varios días de la blogósfera? El vecino de al lado, al que yo le debo la posibilidad de estar hoy acá sentada y contando esto porque me convida de su wi fi (no voluntariamente, cabe aclarar) era el hombre que me estaba saludando aquél día en aquel baño desde un cartel. Todo esto me llevó a pensar lo siguiente:

// El turista quiere consumir > Pupolina promociona Tango Buenos Aires > Pupolina convence al turista de consumir Tango Buenos Aires > El turista compra > Tango Buenos Aires tiene público > mi vecino trabaja en Tango Buenos Aires > mi vecino tiene público > mi vecino tiene más trabajo > mi vecino cobra > mi vecino paga internet > Pupolina tiene internet //


He aquí por qué no puse el verdadero nombre del show de tango. Imagínense que un día mi vecino se ponga a buscar información sobre su show y se entere de que me convida wi fi. Hay gente que prefiere hacer las cosas de corazón. Y como el corazón es el símbolo del amor y el amor es ciego, él prefiere convidarme sin saber de su cachito de wi fi.

Ami ami ami amigurumi!

Ando tejiendo muchos amigurumis en estos días. Me agarró la motivación gracias al fresquete que se estuvo asomando esta semanita. Pensar que la semana pasada andaba en shortcito y musculosa y hoy, a estas horas de la noche prendí el caloventor y estoy sentada frente a esta pc con una polera y una campera.

La mejor temporada para tejer es esta, donde no hay nada mejor que quedarse en casa con unos buenos mates y lana y aguja. Encontré unos patrones excelentes de mantas con motivos de ositos. Perfecto para Pupito. y también me encontré esto!




Hace un año atrás había visto estos escarpines preciosos y pensé "Algún día, dentro de muchos años, voy a hacer estos escarpines para mi hijo". Que ingenuidad. Ahora tengo ganas de tejerle a Pupito en todos los colores posibles.

Estos son algunos de los amigurumis que hice.


Había muchos más pero me los sacaron de las manos en la casa de una amiga. La próxima prometo sacar fotos. Realmente hay una cantidad enorme de amigurumis que he vendido y regalado a lo largo de todo este tiempo y no existe ninguna foto de ellos. ¿Cuántos habré hecho desde que hice aquel primer osito gris? ¿habré pasados los cien? Considero que si y eso me sorprende.

En fin. Para los fanáticos de Futurama, imagino que recordarán esto:


¡La babosa cerebral! ¡Claro! Bueno, no son los únicos que se acuerdan. Mi también recordar, claro, y con las ganas de tejer que se han estado asomando esta semana en cuestión de una horita hice esto:




Y realmente tardé una horita porque mientras tejía anotaba el paso a paso. Luego fui corriendo a comprar una vincha baratonga al único negocio en el barrio que sigue abierto un domingo a la tarde y salió esto:
Si. No quise mostrar mi cara en la foto. Pero ahí pueden ver que funciona de mil maravillas el chobi. ¿No está buenazo? Me causó gracia cuando mis viejos y la Doble pensaron que la idea de este amigurumi era utilizarlo como accesorio del pelo como si fuese una colita o un moño. "¿y quién va a querer salir con eso a la calle?" ¡Pero por dios, gente! La idea de esto es reirse con algún amigo o disfrazarse en Halloween. Aunque digamos que sería un disfraz muy mocho y para Halloween faltan siete meses. Pequeño detalle.

Un día de estos hago un blog aparte para los patrones de amigurumis. El anterior blog lo eliminé meses atrás por el simple hecho de que poseía patrones de los cuales no pedí ningún permiso para publicar. Esta vez haré las cosas bien y avisaré a los respectivos creadores de los patrones, o aún mejor, subiré sólo los patrones que yo he creado o los que alguna alma tejedora y bondadosa done para la ocasión.

En fin. Sean felices, coman perdices y cuiden los apendices. Sin acento sino no rima.

Confesiones (09)

A pesar de que me fastidia que haya gente estúpida que piensa que puede ser posible comer algo y a los 2 minutos expulsarlo por popa, cáda vez que tomo tereré es automático que quiero hacer pishí.

Debe ser diferente con el pishí. Pero a ver: La comida no es lo mismo. El simple hecho de pasar de la boca al esófago, camino al estómago, luego pasar por ruta 3 camino al intestino delgado, luego al grueso y todo el trayecto hasta que termina en tu inodoro es de horas. ¿Entienden? No es autopista directa esto. No es un pozo donde metés comida por la boca y sale por el culo. ¿No entienden?

Todo esto va porque un conocido estaba comiendo galletitas, luego fue al baño y se desgració feo y metió "las galletitas me bajaron muy rápido". No hermano. Las galletitas no pudieron descomponerse de esa manera en los 5 minutos que te las tragaste. Antes de venir te habrás comido las manos de Perón. A mi no me jodas.

Que conste que este es el tipo de entradas que después me dan vergüenza y las borro.

Los Infradotados con Sobretodo (segunda parte)

A mi me venía pareciendo raro que no pasara nada en todo este tiempo. Van tres meses y ocho días desde que empezó el año y sin embargo nadie se había desubicado de tal manera como hoy. Pero cuando digo "desubicarse" no digo que me hayan tocado el culo o me hayan dicho algo cochino. El término "desubicarse" también se puede utilizar para cuando alguien te viene con una boludez atómica que no tiene un pedo que ver con la realidad misma de una conversación coherente de gente adulta y civilizada. O más o menos.

No sé si ustedes recordarán aquella vez en un boliche donde un flaco me dijo "Hola. Soy Alexander y tengo tres mil quinientos años". Algunos se deben acordar, pero si no se acuerdan con gusto hagan un click ahí que enseguida hacen memoria.

Pensé que ese era el último ser con boludez galopante que me iba a encontrar. Pero estaba equivocada:

Un boludo a pila dice:
che me creerias si te digo q soy un vampiro

Pupolina dice:
Me cagaría de risa

Pupolina dice:
No empieces con pelotudeces ¿dale?

Un boludo a pila dice:
no es una peloudes

Un boludo a pila dice:
pero ya fue

Pupolina dice:
¿sos un vampiro? a ver. Te sigo el juego dale.

Pupolina dice:
¿andás chupando ratas para subsistir?

Un boludo a pila dice:
anda a cagar

Un boludo a pila dice:
pense q vos me entenderias

Pupolina dice:
Manuel

Pupolina dice:
Tenés 19 años.

Pupolina dice:
¿cuándo pensás madurar?

Pupolina dice:
La boludez del vampirismo se te pasa como mucho a los 15 años. Como mucho eh. Ya a esta edad es grave.

Un boludo a pila dice:
ya esta olvida lo q t dije

Pupolina dice:
Es imposible

Pupolina dice:
Me da vergüenza ajena.

Pupolina dice:
Dejate de joder, Manuel.

Pupolina dice:
Sos grande ya. Yo te entiendo que te guste y todo eso. Lo entiendo perfectamente. Pero ya a cierta edad te tiene que dar vergüenza pibe. Sobre todo porque a ver... ¿qué ganás diciendo huevadas?

Pupolina dice:
¿querés llamar mi atención? llamala de otra manera. No sé. Decime "Che Pupolina¿te conté que hoy sí leí un libro entero?" ahí no sabés como me sorprendo yo.

Un boludo a pila dice:
estoy leyendo

Un boludo a pila dice:
pero lo dejo cuando vuelve interned

Un boludo a pila dice:
che como esa tu incles

Pupolina dice:
¿mi qué?

Un boludo a pila dice:
ingles

Un boludo a pila dice:
*

Pupolina dice:
Ah. mi inglés. Nivel intermedio se puede decir. Básicamente puedo entender.

Pupolina dice:
¿por qué?

Un boludo a pila dice:
porq tengo q hacer 3 t. p. y no entiendo una mierda

Pupolina dice:
Ah no. No cuentes conmigo. La idea de que hagas un tp es que te pongas vos las pilas.

Pupolina dice:
Como dicen en Utilísima "Hágalo usted mismo "

Crónicas de un pupo 01




Aquí se puede ver que el individuo en cuestión ha decidido ponerse cómodo y hacerse notar.


La cuestión acá es cómo ha tomado por sorpresa el crecimiento de la panza. ¡Yo hace un mes era flaca! ¡Hace un mes amaba las hamburguesas del Mc Donalds y no comía naranjas porque las detestaba con toda el alma! Hoy por hoy este bebé ha transformado mis gustos en un revoltijo de náuseas y cataratas (ustedes entienden) y me ha prohibido comer hamburguesas, panchos, pastel de papa, pucheros, estofados, pizzas. En términos simples: No me deja comer un carajo.



Lo primero que aprendí con el asunto del embarazo es que el bebé agarra la lista de cosas que a una le gusta comer y la destroza con sus minúsculas manitos, para hacerte comer cosas extrañas que jamás imaginaste que podías desear ingerir. Una siente unos deseos incontrolables que deben ser satisfechos a la brevedad máxima, se trata de comer"algo" pero ahora. En mi caso han sido limones solos, cortados en gajos como si fuesen mandarinas y sin azúcar ni nada que le de otro tipo de sabor. Sólo comer limones y sin hacer ningún gesto de arrugar la nariz o achinar los ojos.




Otro día ha pasado que me levanté con muchísimas ganas de comer mermelada de zapallo. Algo que no es fácil de conseguir porque la mayoría de las personas desconocen de la existencia de la mermelada de zapallo, a pesar de ser una de las mermeladas más dulces que hay ya que, al no ser una fruta cítrica, no es ácida. Recorrí todo Ezeiza hasta conseguir en una góndola llena de polvo una mermelada Dulciora de zapallo. Soplé la empolvada tapa, leí la fecha de vencimiento y me alegré al notar que aún servía. Hubiese matado por una. Creanme.


----------------------Aviso importante: El siguiente párrafo es demasiado explícito y contiene detalles de mucha asquerosidad con características de un vómito viajero. Si usted se asquea fácilmente, por favor, tápese los ojos y gire la ruedita del mouse unas tres o cuatro veces------------------------------






Otra de las cosas que he aprendido y me ha sido de muchísima utilidad en los viajes es que jamás se debe viajar sin una bolsa de nylon. En caso de que las náuseas no nos den tiempo a controlar la catástrofe se debe llevar una bolsa de nylon para desparramar ahí adentro la catarata inminente. En el último viaje que hice que fue un viaje en colectivo de media hora tuve la suerte de haber guardado una bolsa. El problema fue que la bolsa tenía un agujero. Controlen eso por favor o en su defecto hagan como yo: Atenle un nudo a la parte con el agujero y denle sin asco. Intenten por todos los medios disimular y no hacer un drama con mucho ruido y lágrimas. En palabras simples: No hagan como yo, que cáda vez que vomito lloro y hago ruidos de bombeador. Y al terminar eviten tirar la bolsa por la ventana, puede pasar otro auto atrás que no tendrá una buena sorpresa. Esta última recomendación también ha sido una corrección a los hechos que a mi me refieren, sin embargo puedo asegurarles que mi bolsa no ha causado daños mayores más que un poco de suciedad en Boulevard Buenos Aires. Los parabrisas de los coches adyacentes no han sido perjudicados en la realización de ese viaje.







Con la tecnología de Blogger.

Club VIP