¿Cuánto pagarías para ver a tu procer favorito sonreir?

¿Alguna vez imaginaste ver la Cara de Roca esbozando una brillante sonrisa? ¿Imaginaste a San Martín haciendo puchero? ¿a Rosas? ¿A Belgrano? ¡Pues ya no imagines más!

Con este pequeño tutorial usted, hombre o mujer común y corriente, puede hacer realidad este maravilloso sueño.

Desde ya agradezco al Chino y a Gastón Smith la filmación e interpretación del tutorial mismo.


video

Sigo viva. Aún...

Como sigo viva, por lo cual puedo decir que mi viejo no leyó el post anterior (para la desgracia de algunos que esperaban que opinara algo) pasé a saludar a todos y desearles unas muy felices fiestas :)

Ahora si, mientras estoy acá voy a dejar esta fotito:




Es de aquel verano que mi vieja cosechaba todo tipo de verduras en el patio de atrás. Teníamos desde tomates, acelga, puerros y zapallitos hasta choclos, pepinos y berenjenas. Con mi amigo Grim decidimos hacer a Hitler y una novia desconocida hasta el momento, cuyo nombre era Mónica Tirabochi.

Vaya a saber a donde fueron a parar esos pepinos. Quiza pasaron a ser parte de alguna cena Pupolínica.

He de confesar (02)

Me está rompiendo soberanamente las pelotas que mi viejo lea todo lo que escribo en la pc.

Lee lo que escribo, lee mis conversaciones, lee los blogs que leo, lee lo que firmo, lo que digo, lo que hago. y por supuesto que va a leer esto que estoy escribiendo y mañana mismo me va a decir "si no te gusta no usés mi pc".

Todo bien que yo te use la pc, pero tampoco hago nada malo con ella. ¿o si?

Yo encontré mil veces conversaciones que quedan en la pc, la mayoría eran conversaciones de mi hermano, y por más que nos llevemos mal jamás se me ocurrió siquiera ojearlas. Porque son cosas de él.

Opiniones para los que quieran.

Ah, por supuesto que es muy probable que yo desaparezca de la blogósfera por este post, porque me van a dejar sin pc. Como castigo por decir lo que pienso. Probablemente me arrepienta de haber escrito todo esto, pero sin embargo, borre o no borre esta entrada tengo un keylogger instalado. Así que lo tipeado, tipeado está.

Es más, ya me arrepentí. Pero que se le va a hacer.

Por las dudas me despido de todos. ¡Acá se va una golondrina que, sola, no hizo la primavera!

Garage

Hace un tiempo le mandé un mail a Capitana del Espacio con esta historia. Seguramente algunos que conocen el blog van a leerlo ahí también en algún momento. Por ahora lo pongo acá, para aquellos que preguntaron qué hacía en ese garage de terror.

Tengo 20 años.

A los 18 años me puse de novia, y tal vez esto parezca una historia de pendeja que te está contando que tuvo un novio un año y la dejó, pero esto es un poco más complejo. Si bien a los 18 años me puse de novia, con una persona más jóven que yo, pasado un año decidimos vivir juntos.

Y si. Una persona menor de 18 años no te puede dar nada, pero yo nada tenía tampoco en ese entonces, vivía en una casa donde los problemas eran descargados a mi, dormía poco y nada, iba a una escuela doble turno, ya nunca tenía paz, sólo cuando iba a ver a mi novio a 150 km de distancia (un colectivo, un tren, un subte y un micro y 6 cuadras de distancia) tenía paz. Él era el amor de mi vida, el amor de una adolescente llena de pesares.

Su madre me quería mucho, siempre decía que le hubiera encantado que sus dos hijas (menores que él) fueran así de educadas. Decía que ellas eran un poco malas por la falta de su padre, un marido golpeador que fue desterrado por su mujer, y que ella no imponía disciplina porque había erradicado la violencia de la casa. Esta mujer me invitó a quedarme a vivir con ellos. Dijo que no hacía falta que le diera nada, sólo que trajera mis cosas y lo único que pedía a cambio era que no permitiera que su hijo dejara la escuela, pues este era muy inteligente pero tenía algunos problemas para cumplir (una señal que yo debí haber visto), que ayudara a que él cumpliera con la escuela y que siguiera fomentando sus dotes de escritor con un segundo libro publicado por él.

Entonces una mañana me fui de casa sin decir nada. Junté mi vida en un bolso verde mediano deseando salir sin ser escuchada, lágrimas de por medio sabiendo que nunca me iban a perdonar esto mis viejos, mirando mi triste habitación que compartía con mi hermano y pensando en él, ese "hombre" que me amaba y me juraba amor eterno, una casa feliz, una vida mejor, mucho amor y mucho cariño.

Y así fueron las primeras 8 semanas.

Vivíamos con él en el garage, que estaba ambientado como una habitación. Yo ayudaba en la casa mientras buscaba un trabajo e iba a la escuela, mi suegra al comienzo decía "gracias" y él al comienzo hacia las cosas a la par mío. Mis cuñadas no me hablaban, pero yo entendía que era una extraña en su casa. Pero con el tiempo las cosas fueron cambiando. Mi suegra empezó a pedir más y más favores, y pronto los favores fueron órdenes. Mi novio se transformó en la fiel imagen de su padre, la que me relataron, y luego de unos cuantos meses empezaron las peleas a la madrugada, como a esta hora. Siempre a las 3. Y pasaba el tiempo y los golpes se volvían más fuertes, primero eran cachetadas, luego piñas, luego patadas, y siempre mucha sangre y muchos moretones.

Tras de eso, el único trabajo que pude conseguir fue limpiando la casa de una señora, la cual a veces me tenía todo el día lavando y limpiando y me mandaba a casa a las 21.30 con $10 en el bolsillo y mucho cansancio.

La plata que juntaba me servía para aportar algo y comprarme ropa, ropa que me duraba semanas y luego aparecía manchada con lavandina o cortada con rabiosos tijeretazos. Y por más que yo me quejara nunca eran castigadas las culpables.

Y así estuve un año entero, viviendo en una casa sintiéndome cada día que pasaba una pobre negra de mierda que trajeron para limpiar. Mi suegra me extorcionaba diciendo que después de todo yo no tenía a donde ir, y era cierto. Yo me había ido de casa y lo sabía bien. A veces lloraba de noche, en la oscuridad de un triste garage, tratando de ahogar lo más posible el llanto porque al lado mío dormía la persona que yo amaba, la persona que me miraba a los ojos y me decía "te amo" y la que en noches como esta y a esta hora, si me escuchaba llorar me levantaba de los pelos y me tiraba al piso para patearme y escupirme.

El tiempo fue pasando, en resumen de muchas cosas, y un día llegó diciembre. Un 19 de diciembre yo tenía pasajes para venir a pasar año nuevo en casa con mi familia. Me había animado a pedirle a mi vieja perdón por haberme ido y permiso para compartir con mi familia un brindis ese 31. Iba a viajar el 28 temprano junto con él, ibamos los dos a pasar unos días en compañía de mis viejos y mi hermano. Pero ese 19 se terminó de pudrir todo.

Yo había comprado ropa con todo el esfuerzo del mundo, me había comprado un pantalón y una remera que pensaba estrenar en las fiestas, y ambas prendas aparecieron rotas en pedazos. Y yo le exigí a él explicaciones, pensando que alguna vez iba a defenderme de la hijaputez de sus hermanas y el desinteres de su madre. Nos peleamos. Y yo fui a llorar al lavadero que estaba junto al garage, entre el llanto y la bronca, las risas lejanas de mis cuñadas y en mis oídos un "negrademierda, negrademierda, negrademierda..." le di un manotazo a un vidrio de la puerta. El vidrio estalló en mi mano y me cortó la palma.

No recuerdo bien lo que pasó después, sólo recuerdo a mi suegra insultándome y queriendome pegar con un palo de escobas y gritándome "yegua, negra de mierda, puta, loca, enferma" y a él ahí, mudo, mirándome sin decir nada. Ella seguía gritándome y esta vez si, golpeándome con ese palo maldito. Yo rogándole que ya no me pegue más y me escuche, mi mano seguía sangrando más. Lo único que pensaba en ese momento era en un médico, quería que me parara de sangrar la mano y pensaba que iba a hacer ahora, porque ella no me iba a dejar quedarme una noche más y yo recién volvería en 9 días a ver a mi madre. ¿qué iba a hacer durante 9 días? No tenía amigas, no conocía a nadie más que ellos. Y ahí estaba él, mirándome.

Ella se negó a llevarme al médico ya que decía que en el hospital harían una denuncia. Para evitar que yo me fuera sola en la noche cerró el portón de la calle con llave. Yo me fui al garage a buscar restos de ropa para ponerme en la mano, mi remera nueva color rojo sirvió muy bien. Apreté fuerte en la herida y me senté a pensar.

Él me mataría en la noche, a las 3 de la mañana mientras todos estén durmiendo, y yo tenía muchísimo miedo ya que no podría defenderme sola.

Escuché la conversación que tuvieron él y su madre. Parecía una conversación de mafiosos, planificando qué harían conmigo como si yo fuese un téstigo de asesinato. Arreglaron que yo me quedaría hasta el día 28 en su casa pero sin salir a ningún lado, para que los vecinos no vean que me lastimé ni pregunten cómo había pasado, y luego del 28 no volvería nunca más.

Y así fue. Me quedé esos 9 días en esa casa. Esa noche me acosté a dormir y mi mano empezó a doler como si me estuvieran arrancando la vida por la palma. Él durmió a mi lado mirando hacia el otro lado, me dijo que no le hablara y que no quería escucharme llorar, juró por dios y por su puta madre que si yo habría la boca me mataría. Yo lloré a las 3. Me arrodilló y me pegó un rodillazo en la boca.

y pasé la Navidad. Comí pollo de delivery con un nudo en la garganta imaginandome qué me dirían en mi casa ¿Me dejarían volver después de lo que hice?

Y volví a casa, pasé junto a él y mi familia año nuevo. Una semana después él se fue.

Nunca más lo volví a ver.

¿No querés ser mi hermano mayor?

Hoy, que son casi las 3 a.m, antes de irme a dormir, voy a contarles una parte de toda la historia. Algunos saben que antes de volver a casa vivía en San Pedro, allá fue que creé mi primer blog

En la casa donde vivía no hubo buen trato por parte de las personas que vivían conmigo. No la pasaba muy bien que digamos. Malos recuerdos me han quedado a sobrar, pero este que voy a contar es el único recuerdo bueno que tengo. Para empezar a contar esta parte de la historia tengo que explicar cómo era mi habitación.

Mi habitación era un garage. En él había un ropero, una cama, una mesa con una guitarra, mucha ropa colgada, una mesa con porquerías que nunca se podían tocar, imágenes de vikingos, una pc, entre otras cosas.

El garage era el único lugar de la casa donde podía estar tranquila, exceptuando las noches, donde el garage se volvía oscuro y toda la decoración se tornaba terrorífica. A veces me quedaba sola de noche en ese garage y la pc era mi única compañía, ya que no conocía a nadie más en el pueblo, excluyendo la gente con quien vivía, pero como ya dije, no había buen ánimo ni buen trato.

Mientras usaba la pc, hace más o menos un año, además de hacerme el viejo blog me hice un fotolog.

En el fotolog subía algunas fotos, decía algunas boludeces y con él le firmaba a un amigo mío: Grim. Casi siempre le dejaba algún chiste en el libro de visitas, como para que se acordara de mi y de mi buen humor.

Grim, como el 99,9 % de la población mundial, tenía un primo.

Paralelamente, vaya a saber cómo Dios nos desparrama, en alguna parte de San Justo apareció una idea en la cabeza de un primo, y para la sorpresa de todos ¡En la cabeza de este primo de Grim! y esa idea fue la gran brillante idea de comprarse una pc.

Mientras este primo se compraba la pc, yo en San Pedro andaba renegando y lloriqueando como una hija de mi buena madre, casi siempre de noche cuando me quedaba sola y el garage me asustaba. Mientras yo andaba lamentando penas, a este primo se le ocurre otra idea: Crearse un fotolog.

Y así como Dios desparrama, vuelve a desparramar. Una noche como de costumbre le puse un chiste a Grim en el fotolog, pero además de leerlo él, también lo leyó su primo. Se ve que le causó gracia, que se sumó contando otro.

Recuerdo que era un chiste más pavo que el mío y me hizo reir tanto que me dolía la cara de la risa, entonces para seguir charlando, le puse otro chiste en su fotolog. El cual por supuesto fue respondido con otro chiste.

Así nos contamos chistes por medio del fotolg hasta que los chistes pasaron a ser contados por MSN. La fluídez que nos brindaba el msn nos hizo darnos cuenta a mi y a este primo de Grim que los dos eramos dos boludos, pero dos boludos con gracia. Además de esto, me hizo darme cuenta que este primo de Grim tenía cara, y en la cara tenía un par de ojos achinados.

El tiempo pasó y con él se llevó un par de noches, un par de meses, un par de problemas y un viaje de regreso a casa. El 28 de diciembre vi por última vez ese garage. En Enero vi por última vez a mi ex novio.

Cuando volví a casa me sentía bastante sola, excepto por el primo de Grim que siempre aparecía por MSN, luego por celular y luego por teléfono para contarme algún chiste. Voy a resumir los detalles de una chica que empieza a sentir cariño por el primo de alguien, así fue que un día le pedí que él se transformara en mi hermano mayor.

Siendo sincera: No me gustaba un carajo que sea mi hermano mayor. Las mujeres a veces hacemos esas pelotudeces.

Meses pasaron, hermanos éramos.

A veces había algún palazo de acá, a veces palazo para allá. Pero yo, gran bocona, ya le había dicho que sea mi hermano. Y si bien mi idea era acercarme, sin querer lo había puesto en la vereda de enfrente. A veces me resignaba a que ya la había cagado completamente y que él realmente me veía como su hermana menor. A veces hablábamos y él me veía por webcam, a veces me volvía a tirar palazos. A veces yo me ponía colorada.

Y así iba todo hasta el 27 de Mayo.

El 27 de Mayo a este primo de Grim no le funcionaba la caja de risa. Entonces no había chistes ese día, sino más bien un ánimo bastante malo, yo lo notaba cuando hablamos por teléfono y lo noté también en la ausencia de humor en el MSN.

Hablamos un rato hasta que le terminé preguntando que le pasaba, ya que la situación, además de parecerme muy extraña me estaba incomodando. Él contestó que se sentía solo.

Solo se sentía.

Yo también me sentía sola, excepto cuando pensaba en mi hermano mayor.

Me dijo también que estaba triste.

Yo también me sentía triste, sobre todo recordando como la fui a cagar pidiéndole que sea mi hermano.

Mientras pensaba todo esto, mi hermano estaba ahí, solo y triste.

Continuó diciendo que se sentía mal porque extrañaba tener alguien a quien querer, a quien mimar y sobre todo alguien que lo quisiera y lo mimara. En síntesis. Lo que este primo de Grim quería era lo que yo quería darle.

Recuerdo no saber como carajo encarar la situación, porque yo era su hermana, pero más o menos como quien no quiere la cosa le empecé a insinuar que él era un chico lindo, simpático, agradable, en fin, empecé a enumerar las cosas que me gustaban de él, como para que se de cuenta. Como la conversación se empezó a volver un círculo de esas cualidades, utilicé la herramienta que me había llevado hasta esa cercanía.

"Chino ¿No te querés casar conmigo? En vez de ser tu hermana, sería tu esposa. Te prometo que te voy a mimar y cuidar"

Este 27 de diciembre van a ser 7 meses del día que ese primo de Grim dijo que si. Hace casi un año yo no tenía ganas de reir y le contaba chistes a mi amigo para tratar de hacerlo, hasta que llegó un chino contando chistes también.

Vaya a saber cómo rayos pasa todo esto.

Yo lo único que puedo decir hoy, a las 4.05 a.m. es una sola cosa.

Te amo Chino.

Gracias por haberte quedado conmigo hasta tarde contando chistes cuando yo le tenía miedo al garage, gracias por haberme adoptado como hermana aunque tampoco te gustaba un carajo la idea, gracias por aconsejarme como hermano y decirme "ese pibe no te conviene", gracias por escucharme, por quererme, luego por amarme. Gracias por hacerme feliz.

Y gracias por decirme que sí, que querías casarte conmigo, porque los dos sabemos que -al igual que el ¿querés ser mi hermano mayor? - era mi manera de pedirte que te acerques a mi.

Amigurumi Hongo de Mario Bros


No es la mejor calidad, pero quedó bastante bueno ¿no?

Este fue el primero que hice, le quedó el ojo izquierdo medio mocho.

Por supuesto, el primero fue para el Chino.

La D de Doble

Ahora que la Doble cumplió los 18 años, además de loro nuevo anda estrenando un tatuaje con su inicial en el hombro.

El otro día me preguntó un amigo por ella, y le conté eso mismo. Tuvimos esta conversación:

Amigo:
¿La Doble cumplió los 18 ya? ¿hizo joda o algo?

Pupolina:
Algunos amigos, pizzas y cervezas. Lo de siempre. Además se hizo el tatuaje que quería, la D gotica en el hombro.

Amigo:
¡Jodeme! ¡La D de Doble se hizo?

Pupolina:
¡No! La Doble se llama Daiana. Por eso la D.

Amigo:
Ah.. Menos mal. Igual tengo un amigo que se hizo la C porque le dicen "Colo"

Pupolina:
¿Y cómo se llama?"

Amigo:
"Carlos"



No, si nunca falta el boludo...

La Doble: Mayor de Edad

El 1° de Diciembre la Doble cumplió los 18.

Yo le caí a la casa con esto:


¿A qué no está buena mi idea?

Lunes de Reflexiones, hoy: Claribel Medina

En todas las novelas donde vi a Claribel Medina actuar, en todas pero en todas, desde Por Amor a Vos y Los Roldán, siempre el papel de ella es el mismo: Una mujer media provinciana, ama de casa nata y muy madre. Siempre el mismo tonito de voz, siempre el mismo modismo al hablar, siempre igual.

Para mi que ese papel no es más que ella misma, es decir, no la contratan porque es buena actríz, sino más bien porque ella misma vende.

Me acabo de dar cuenta que no le creo nada a nadie. Cuando alguien me cuenta algo, sea historia o chusmerío simplemente no les creo. Ayer una amiga me contó que el novio le dice a todos que ella es "su mujer" y yo por dentro pienso "Nah... a lo sumo les debe decir "Esta es mi hembra". Me parece que todo el mundo exagera, o que dice mentiras para hacerse ver.

Una cagada no poder sorprenderse ni siquiera de un mito urbano...

¿Quién es careta acá?

Voy a decirlo ahora que se termina el año, los reclamos para el año que viene.

- Todo aquel que me haya dicho alguna vez que hablo mucho: Es careta.

-Todo aquel que me haya dicho que soy inteligente: Es careta, lo dijo para caerme bien.

-Todo aquel que me haya dicho que soy linda: Es careta*, lo dijo para caerme bien y con segundas intenciones.

-Todo aquel que me haya dicho que soy fea: Es careta, y encima me tiene celos.

-Todo aquel que haya dicho que soy mala persona: Es careta y no me conoce, si me conociera diría que no soy tan mala, sólo tengo malos días.

-Todo aquel que me haya dicho que soy buena: Es careta y me quiso pedir algo. Posiblemente yo se lo regalé o se lo presté.

-Todo aquel que me haya dicho que siempre tengo cara de culo: Es careta.

-Todo aquel que me haya dicho que soy mal llevada: Es careta.

-Todo aquel que me diga que los amigurumis me están quedando bien: Es careta y quiere uno de regalo (Esta para vos)

-Todo aquel que diga que yo soy careta, es pura y netamente careta.

Y por supuesto: Todo aquel que opine que no es careta porque estaba dentro de esta lista: Es careta y es puto.

* El Chino no cuenta en esta.

Con la tecnología de Blogger.

Club VIP